Dentro de poco, trabajar de agente inmobiliario en Barcelona será muy diferente. La tecnología está cambiando de una manera radical no solo en el mercado inmobiliario, sino nuestras vidas en general. El objetivo está claro: la simplificación.

El agente inmobiliario que se limitaba a enseñarle las propiedades a los clientes y a su vez, publicarlas en los portales inmobiliarios ya no tiene cabida en este mercado actual. Los clientes cada día son más exigentes y la tecnología ya puede sustituir las labores de este tipo de asesores inmobiliarios.

Dentro de poco, trabajar de agente inmobiliario en Barcelona será muy diferente.

Entonces, ¿cómo será trabajar de agente inmobiliario en Barcelona en un futuro próximo?

En un mundo tecnológico, el factor humano va a ser lo que marque la diferencia. El cliente necesita ser asesorado e informado.

Este es el momento de aprovechar nuestra ventaja competitiva. La manera en la que te diriges al cliente, el tono de comunicación, la cercanía y la confianza, son factores que pueden jugar muy a nuestro favor. Todo esto unido con la tecnología como nuestra principal aliada.

¿Siguen confiando los clientes en los agentes inmobiliarios?

La respuesta es sí. El número de propietarios que trabajan con un agente inmobiliario está alcanzando cifras históricas. No lo digo yo, lo dicen los últimos datos publicados por la NAR (National Association of Realtors).

El agente que sea capaz de actualizarse y que invierta en su carrera profesional y en marketing, irá siempre unos pasos por delante dentro del sector inmobiliario.

¿Siguen confiando los clientes en los agentes inmobiliarios?

¿Cómo evolucionará la profesión?

Por ejemplo, uno de los caminos es eliminar de la agenda las tareas innecesarias; aquellas que ayudan muy poco a la hora de vender, tales como:

  • Registrar las llamadas de ventas y los correos electrónicos
  • Programar citas
  • Organizar las visitas de seguimiento
  • Actualizar el CRM

Estas tareas son trabajos administrativos que puede hacer una app. Y es que la realidad en la mayoría de las empresas es que los comerciales dedican demasiado tiempo a completar este tipo de labores, cosa que les hace perder el foco en lo que realmente les interesa: crear relaciones con los clientes.

El futuro es incierto y se hace muy complicado poder predecirlo, pero debemos tener clara una premisa: “La mejor forma de predecir el futuro es creándolo”. Por eso debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para adaptarnos a las necesidades del presente y anticiparnos a las del futuro.

#ÚneteaCentury21Server


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *